La guía definitiva de cómo cambiar de THC a CBD

Cómo cambiar de THC a CBD

El tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD), son los dos componentes principales de la planta de cannabis. Si bien ambos actúan sobre el sistema endocannabinoide, producen efectos diferentes.

 

Hambre, relajación, risa y una mayor percepción sensorial, son algunos de los principales efectos del THC que muchos conocemos, porque está presente en los cigarrillos de marihuana.

 

Si se consume en exceso, puede dejar secuelas graves para la persona. Por ejemplo, muchos se relajan en exceso y pierden la noción del tiempo, siendo improductivos en sus tareas. La paranoia puede ser otra consecuencia, aunque es menos frecuente.

 

Quienes consumen habitualmente cannabis se preguntan por el CBD o desconocen sus efectos.

 

Pues bien, el cannabidiol es un componente que rara vez ocasiona problemas para el organismo, debido a sus propiedades medicinales antiinflamatorias.

Beneficios del CBD

El CBD, que podemos encontrar en cápsulas, aceites, gummies y productos cosméticos, puede ser de gran ayuda para aliviar los dolores corporales que producen afecciones como la fibromialgia o la artritis.

 

Los efectos de estas enfermedades son, en ocasiones, muy intensos y el Cannabidiol ha demostrado mejorar la calidad de vida de estas personas.

 

Además, sus propiedades antiinflamatorias lo han convertido en un aliado para hacerle frente a lesiones y golpes producto del deporte, siendo cada vez más recomendado para deportistas.

 

Por último, el CBD se utiliza para conciliar el sueño, por lo que es utilizado también por aquellos con problemas de insomnio.