¿Por qué el CBD estimula el apetito?

CBD mejora el apetito

Muchos creen que el THC, es el compuesto de la planta de marihuana que genera esa particular sensación “de que nos queremos comer todo”. Pero, están equivocados: es que el CBD también estimula el apetito.

 

Esto es debido a los efectos particulares que produce sobre el organismo y que nos dan muchas ganas de comer, a pesar de no haber estado colocados previamente.

El cannabidiol puede promover el apetito a través de los receptores endocannabinoides y de dos maneras diferentes. Por un lado, mediante los receptores CB1, que se encuentran en el sistema nervioso central en el cerebro.

 

En este caso, este compuesto promueve la producción de ciertas hormonas, como la grelina, responsable del hambre, así como también la dopamina y serotonina (estas últimas, conocidas como “hormonas del estado de ánimo” que pueden causar ganas de comer en aquellas personas que viven con mucho estrés).

 

El otro factor decisivo es la unión directa del CBD y los receptores CB2, presentes en los tejidos periféricos, incluyendo el sistema gastrointestinal.

 

Esto hace que el cannabidiol desempeñe un papel clave en la producción de saliva y ácido estomacal, que contribuye a que tengamos muchas ganas de comer.